• ¿Qué es el GLP o Autogás?

    El gas licuado del petróleo (GLP) es una mezcla de gases presentes en el gas natural o disueltos en petróleo. Los componentes gaseosos a temperatura ambiente del GLP – propano y butano- son fáciles de licuar y de ahí su nombre.

    El Autogás es el combustible para una nueva movilidad sostenible. Usando Autogás contribuyes a la reducción de gases de efecto invernadero y a la mejora de calidad del aire urbano. En Europa existen más de 15 millones de vehículos a GLP.

    Los coches de GLP son bifuel, es decir, funcionan indistintamente con gas o gasolina. En el caso de que el tanque de GLP se agote, el sistema conmuta manual o automáticamente a modo gasolina sin que el conductor llegue a percibirlo, salvo por un piloto indicador.

    En BEGAS MOTOR te garantizamos que todos nuestros productos cumplen con la normativa R67 para GLP y el actual reglamento R115 de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE) en lo relativo a la homologación de sistemas de adaptación específicos para GLP destinados a ser instalados en vehículos de motor para la utilización en su sistema de propulsión.

  • ¿A qué esperas para tener tu vehículo de Autogás?

    • Ventajas del GLP

    – Más barato: su coste por litro, tanto en España como en Europa, es un 50% menor que el de gasolina o diésel. Como el consumo aumenta alrededor del 10% -por la diferencia de densidades- el ahorro económico neto resulta entre de entre un 40 a un 45%.

    – Su incorporación a la mecánica no implica una modificación importante del motor.

    – Reducción del 68% de las emisiones de NOx y de un 15% de CO2 si lo comparamos con la gasolina y del 99% de partículas, 96% de NOx, 50% del nivel de ruido y 10% de CO2 si lo comparamos en el gasóleo o biodiesel.

    – Mayor autonomía: Un vehículo adaptado a GLP multiplica por dos su autonomía por la instalación de un segundo depósito. El de gasolina se mantiene inalterado y el conductor puede utilizar ambos combustibles indistintamente. La autonomía media de un vehículo con GLP es de 500 o 600 kilómetros, el doble si también utilizamos gasolina.

    – Amplia red de suministro en España. Repsol está apostando fuerte por este carburante y su previsión es de crear 100 nuevos puntos de suministro al año.

    – Los vehículos con GLP serán catalogados con una etiqueta verde de “vehículo ECO” – al igual que el eléctrico-,  para permitir su circulación en zonas urbanas restringidas. Se benefician además de bonificaciones en el impuesto de circulación y matriculación.

    – El GLP cumple con toda la normativa exigible para el resto de carburantes. Su peligrosidad no va más allá de la otro combustible inflamable.

    • Inconvenientes del GLP

    – Pérdida de la rueda de repuesto o de parte del maletero, ya que suele ser el lugar donde se coloca el nuevo depósito. BEGAS MOTOR puede ofrecerle un kit anti-pinchazos (bomba y sellador).

    – Pérdida de garantía en lo referente a averías mecánicas por parte de la marca.

  • ¿Cuánto cuesta convertir un motor de gasolina a uno de GLP?

    Esta transformación tiene un coste que va desde los 1.000 euros por una instalación básica a poco más del doble por otra más vistosa y compacta. Existen opciones de financiación.

  • ¿Puedo convertir mi motor diésel en uno GLP?

    Hoy por hoy la conversión sólo está disponible para coches gasolina. Los motores TSI, TFI, TSFI o los automóviles clasificados como Euro 3, Euro 4 y Euro 5 también se puede convertir a GLP.

  • ¿Es fiable el sistema GLP?

    Sí, es ya una tecnología madura.  Aportan un mantenimiento general más económico: los vehículos propulsados con gas de automoción duplican la duración del motor debido al menor desgaste de cilindros y segmentos del motor. El gas es más limpio, deja menos depósitos carbonosos en la combustión y permite que el aceite del motor se mantenga limpio durante más tiempo. El sistema BEGAS MOTOR utiliza gas licuado para proporcionar lubricación a la cámara de combustión y evitar el desgaste prematuro de válvulas que producen otros sistemas GLP no líquidos.

  • ¿Es peligroso el sistema GLP?

    No. Existe el mismo riesgo con un depósito de gasolina tradicional. Recomendamos una revisión periódica cada 30.000 Km.

  • ¿Dónde puedo repostar?

    El repostaje se efectúa en una gasolinera convencional mediante un procedimiento parecido al de gasolina. El surtidor incorpora un botón de seguridad que debe presionarse continuamente mientras dura el repostaje.

    Aquí puedes consultar la red de gasolineras españolas que distribuyen este combustible: http://www.aoglp.com/que-es-autogas/donde-repostar/

  • ¿Qué documentos debe tener un sistema de inyección de gas?

    Con cada sistema de inyección de gas se emite un documento en el que se describe todos los datos del sistema, número y fecha de fabricación del depósito, quién y cuándo se instaló el sistema y una revisión de ITV válida. Todo esto lo tramita BEGAS MOTOR para comodidad de nuestros clientes, y opcionalmente la ITV.

  • ¿Cómo puedo saber la cantidad de combustible que tengo en el tanque de gas?

    Cada sistema GLP muestra la disponibilidad de combustible mediante LED integrados en el interruptor de conmutación GLP/Gasolina.

  • ¿Qué mantenimiento tiene el sistema BEGAS GLP de inyección de gas?

    Las revisiones se deben realizar cada 30.000 Km. Se cambian filtros, se realiza una prueba de estanqueidad y una revisión integral del sistema. No lleva más de dos horas.

  • ¿Qué garantía me ofrece el sistema BEGAS GLP?

    El período de garantía es de 2 años o 150.000Km – lo que ocurra primero siempre en condiciones de garantía-.

  • ¿Qué vehículos son adaptables?

    Son vehículos adaptables los de gasolina que cumplan con la homologación EURO 3, EURO 4, EURO 5 o EURO 6, es decir, todos los vehículos matriculados a partir del 1 de enero de 2001. Es posible que su vehículo cumpla con la normativa EURO 3 y haya sido matriculado antes de esta fecha. Si tiene dudas rellene el formulario de Presupuesto de instalación y le contactaremos.

  • ¿Puedo financiarlo?

    REPSOL junto con Banco SANTANDER, concede a los clientes que realicen una transformación a GLP sobre vehículos de 2ª mano una financiación de hasta 12 meses y un capital máximo de 3.000 € -sin aplicar el coste de los intereses-.