La contaminación del aire se ha reducido un 64% durante el confinamiento

La contaminación del aire se ha reducido durante el confinamiento

La contaminación del aire se ha reducido un 64% de media en España durante el confinamiento. Según un estudio desarrollado por investigadores del Centro de Tecnologías Físicas de la Universitat Politècnica de València, desde que se aprobaron las medidas de confinamiento social y restricción de la actividad económica, se han reducido radicalmente los niveles de contaminación atmosférica por NO2 (dióxido de nitrógeno) en las principales ciudades españolas.

La emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 ha originado una crisis sin precedentes recientes ni en España ni en el resto del continente europeo. Las medidas adoptadas por los distintos países del mundo han causado importantes reducciones de la movilidad y de la actividad económica. En España, el 14 de marzo se decretó el estado de alarma a través del Real Decreto 463/2020 prorrogado, por el momento, hasta el 26 de abril. A partir de esta norma, se han adoptado una serie de medidas que implican la reducción drástica del transporte por carretera.

Ecologistas en Acción ha constatado que, en Madrid y Barcelona, ciudades que no alcanzan los estándares legales de emisiones de este contaminante, ninguna estación ha rebasado los límites en marzo. En el interior de la M30 de Madrid, el tráfico se ha reducido un 75%. En la zona de bajas emisiones Rondas de Barcelona, ha disminuido un 77%.

La investigación de la Universitat Politècnica de València ha sido realizada analizando las imágenes de satélite de la misión Sentinel-5P del programa Copernicus de la Agencia Espacial Europea (ESA). La ciudad mejor parada ha sido Barcelona, cuyo descenso se cuantifica en un 83%. En Madrid, las emisiones de NO2 han bajado un 73% y, en Valencia, en un 74%.

En cuanto al resto de ciudades estudiadas, en Bilbao la contaminación ha disminuido un 66%. Gijón la ha reducido en un 65%, Castellón un 76%, Alicante el 68%, Málaga un 55% y Zaragoza el 52%. Sevilla presenta un descenso menos notable (36%) aunque, según los investigadores, partía del nivel de concentración de dióxido de nitrógeno más bajo.

LA EXPOSICIÓN AL DIÓXIDO DE NITRÓGENO EN LA SALUD DE LAS PERSONAS

Los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en la atmósfera están aumentando en los últimos años como consecuencia del uso de la gasolina y el diésel en el tráfico rodado. La exposición elevada a este contaminante puede ocasionar graves consecuencias en la salud de las personas, como la disminución de la función pulmonar o la resistencia a infecciones respiratorias. Diversos estudios científicos relacionan el aumento de la incidencia de bronquitis en adultos o de bronquiolitis en niños con la alta exposición al NO2. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, el dióxido de nitrógeno es responsable de unas 79.000 muertes prematuras en 2015 en Europa. En España, esta cifra ronda las 7.000 personas.

La mayor parte del NO2 presente en la atmósfera proviene de la oxidación del NO provocada por las reacciones de combustión a altas temperaturas.

El autogás (GLP) es el carburante alternativo más usado en el mundo. Ofrece las mismas prestaciones que los combustibles tradicionales y, además, contribuye de forma efectiva a la mejora de la calidad del aire de las ciudades. El autogás produce bajas emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno, por esta razón obtiene la etiqueta Eco – DGT.

En BeGas ofrecemos distintas soluciones para adaptar vehículos a AutoGas (GLP). El motor BeGas AVG Euro VI es el primer motor 100% GLP homologado para camiones y autobuses urbanos. Este motor permite reducir en un 57% los niveles de emisión de NOx respecto de los carburantes convencionales.